Ariel Valdez, trabaja de la mano con los jóvenes de Cartagena, para transformar las calles de su ciudad, en espacios de Reconciliación, arte y cultura.

 In Noticias
0

“Soy embajador de la reconciliación porque quiero potenciar lo bueno que tienen los demás. Esa es la manera como podemos demostrar que la unión es lo que nos hace fuertes”.

 

Ariel es un joven cartagenero, que vio en la música un espacio de reconciliación, unión y apoyo a los chicos de los barrios más vulnerables de la capital de Bolívar.

Su trabajo comenzó en Cartagena, como una forma de superar las dificultades para conseguir apoyo y surgir en el ámbito cultural. Ariel vivió en carne propia la necesidad y la ausencia de apoyo financiero para los emprendimientos. Ante las circunstancias, comprendió la importancia de apoyar a la juventud para que no vivieran lo mismo, no se desmotivaran y terminaran en otros caminos. Gracias al apoyo que recibió por parte de la Cámara de Comercio de Cartagena (CCC) hoy cuenta con las capacidades y los medios para fortalecer y trabajar con los jóvenes de los barrios vulnerables de Cartagena. Cree en el talento que hay en la calle y en la capacidad que tienen los seres humanos.
Además de obtener el sexto puesto en el concurso de las mejores ideas de la ciudad, desarrollado por laCCC, considera que el mejor reconocimiento que ha recibido por su trabajo es la confianza que le han dado los jóvenes con los que trabaja. Como embajador de la reconciliación se siente bendecido y considera que es un reconocimiento al trabajo que está haciendo y un reto porque representa a los jóvenes de los barrios más vulnerables de Cartagena y de esa manera contribuye a la desestigmatización de esa población.

Recommended Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search